NUEVO PATROCINADOR: MUNICH

Muy buenas aventureros!

Estamos muy, pero que muy contentos de poder anunciaros un nuevo patrocinador! La marca de calzado y complementos más que conocida: Munich. Desde aquí queremos agradecerles su colaboración con nuestro proyecto y la confianza que han depositado en nosotros!

Queremos destacar la importancia de que algunas empresas de gran relevancia colaboren con pequeños proyectos como el nuestro, es realmente, admirable.

Estaros atentos a nuestras redes sociales, ya que pronto sortearemos tres fabulosas mochilas Munich entre todos nuestros seguidores!

Todo empezó en 1939. Fue entonces, una vez finalizada la Guerra Civil, cuando esta pequeña empresa zapatera inició su producción en Sant Boi de Llobregat, localidad cercana a Barcelona. El proyecto empezó con la ilusión de una familia volcada en el buen hacer de un zapatero profesional. La motivación y sacrificio del abuelo Berneda se vieron rápidamente recompensados, llegando a ocupar un lugar destacado entre los fabricantes de calzado.

Tras diez años de consolidación, los Berneda deciden especializarse en calzado técnico deportivo. El recorrido que llevaban hasta el momento en el sector del calzado les impulsó a tomar una decisión que, definitivamente, cambió el rumbo de la empresa hacia un terreno desconocido. Corría el año 1953 cuando los hermanos Berneda se aventuraron en el mundo del atletismo y no tardaron en dirigir la empresa al estrellato, convirtiéndose en pioneros en la producción de zapatillas de deporte en España.

Durante el año 1964 se produjo otro decisivo cambio: tras barajar varios nombres, BERNEDA S.A., decide convertirse en MUNICH. Además, es también en esta época cuando aparecerá la “X” de MUNICH, distintivo y estandarte de la marca que irá grabado en cada una de las zapatillas.

En los años 80 se despierta en España el furor por el fútbol sala, disciplina en la que los españoles destacan rápidamente hasta convertirse en un referente a nivel mundial. Los hermanos Berneda vieron en esta modalidad una oportunidad y no dejaron escapar la ocasión de crear un modelo especializado para el fútbol sala. Fue con el modelo GOAL con el que realizaron su jugada maestra, consolidándose como líderes del mercado. Con el paso del tiempo, este modelo se ha convertido en el producto estrella de la casa MUNICH.

A principios del año 2000, MUNICH da otro paso adelante fundamental y estratégico para la compañía: reedita el modelo GOAL y lo traslada del fútbol sala al streetwear. De esta manera, MUNICH se impone con una sólida base en el mundo de la moda.

Tras meses de investigación y de visionado de bocetos, MUNICH decide desarrollar una línea de trabajo con el modelo GOAL, un verdadero trendsetter de la marca que no tardaría en llegar a los principales escaparates de moda internacional. Debido a la fuerte demanda, surgió la necesidad de crear nuevos modelos y diferentes diseños de su línea streetwear.

Cada uno de los nuevos modelos que se implementaban se inspiraban en los productos estrella de la gama de deporte: la ROC, que estaba inspirada en las zapatillas de atletismo y cross; y la ACROPOL, que tomó como base las zapatillas de taekwondo. Además, se incorporaron soluciones técnicas que permitían un mayor confort y durabilidad al calzado.

Una de las iniciativas innovadoras de la empresa es la web Munich My Way, lanzada el 2009, mediante la cual todos los internautas pueden diseñarse su propio calzado combinando decenas de colores y texturas, que pueden resultar en 333 millones de combinaciones distintas.

La web permite seleccionar el color de cada una de las nueve partes del calzado, ya sea la suela, la lengüeta, el talón o los cordones. Cuando Munich recibe el pedido, la fábrica de Vilanova de Espoya confecciona el calzado deseado y se compromete a entregarlo en dos semanas. Munich My Way también ofrece la posibilidad de comprar el pie derecho de un número y el izquierdo de otro, ya que muchos jugadores de fútbol sala necesitan un número superior para el pie con el que chutan habitualmente.

Hoy en día, MUNICH ofrece una amplia variedad de modelos tanto de calzado para adultos y niños como de accesorios de moda y lifestyle. Con más de 76 años de experiencia en el sector, la tercera generación de la familia Berneda trabaja día tras día para seguir haciendo crecer una marca que, a pesar de mantener la esencia de sus raíces, se sirve de las últimas tendencias para seguir creando y ampliando sus colecciones.

Una de las iniciativas innovadoras de la empresa es la web Munich My Way, lanzada el 2009, mediante la cual todos los internautas pueden diseñarse su propio calzado combinando decenas de colores y texturas, que pueden resultar en 333 millones de combinaciones distintas.

La web permite seleccionar el color de cada una de las nueve partes del calzado, ya sea la suela, la lengüeta, el talón o los cordones. Cuando Munich recibe el pedido, la fábrica de Vilanova de Espoya confecciona el calzado deseado y se compromete a entregarlo en dos semanas. Munich My Way también ofrece la posibilidad de comprar el pie derecho de un número y el izquierdo de otro, ya que muchos jugadores de fútbol sala necesitan un número superior para el pie con el que chutan habitualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *